La blefaroplastia se ha popularizado en los últimos años como intervención de cirugía estética destinada al rejuvenecimiento de la mirada y el rostro. De hecho, es actualmente una de las más solicitadas entre los pacientes. Pero a menudo se deja de lado que, de hecho, sus beneficios pueden traspasar las fronteras de lo meramente estético, ya que entre ellos se encuentra la recuperación parcial de la visión periférica que el paciente haya podido ver menoscabada con el paso de los años.

 

La visión periférica es la capacidad de abarcar casi 180 grados de campo de visión. Aunque con frecuencia nos olvidamos de su función, los párpados juegan un papel determinante en esta capacidad, y el descolgamiento de la piel de los mismos o la acumulación de grasa en la zona puede provocar que la visión periférica disminuya, o incluso derivar en otros problemas como la sequedad ocular o el lagrimeo constante, entre otras razones estéticas y físicas por las que los pacientes acuden a la consulta de clínicas como blefaroplastia.es .

 

¿En qué consiste la blefaroplastia?

La blefaroplastia consiste en realizar pequeñas incisiones en los párpados para extraer el exceso de piel o de grasa de la zona. De esta forma se corrigen las malformaciones de los párpados y se incide directamente en el funcionamiento y la salud del ojo, despejándolo y mejorando el campo de visión del paciente y la dinámica del lagrimal, factores que determinan la calidad de visión de las personas.

 

Además, presenta

Noticias