¿Quieres aprender inglés? ¿O perfeccionarlo? Hoy en día es algo muy útil e, incluso, necesario, tanto para tu carrera laboral como para asuntos de placer. Por ejemplo, para viajar.

En España, puedes escoger entre diferentes academias que presumirán de técnicas muy distintas, y ya sea para aprender desde cero o para mejorar, así como para presentarte a un examen oficial de nivel. Pero la mejor experiencia que te podemos recomendar es la de aprender inglés en el extranjero. Viaja, aprende, descubre, sorpréndete con todo lo que una estancia en un país de habla anglosajona tiene para ofrecerte. Y mientras ganas una experiencia vital única, mejorarás enormemente tu nivel de inglés.

La inmersión lingüística es la mejor manera de adquirir y absorber nuevos conocimientos lingüísticos y para hablar el nuevo idioma de manera correcta. Por este motivo, hoy te contamos las principales ventajas de aventurarte a aprender idiomas en el extranjero:

  • Conocerás una nueva cultura. Tu viaje te ayudará a abrir la mente y esto te ayudará a aprender nuevos conceptos más fácilmente.
  • El contexto te ayudará. En una academia, tendrás que memorizar gran parte de lo que aprendas, como expresiones para una comunicación familiar o coloquial. En cambio, durante una estancia en el extranjero, te acostumbrarás a dichas expresiones por la repetición y el oído, pero de manera natural. Además, la situación y el contexto te ayudarán a comprender.
  • Interiorizar lo que aprendes. Estudiar un idioma y aprender a hablarlo pensando en la teoría no es lo mismo, ni mucho menos, que aprender practicando. Esto último te hará interiorizarlo, por lo que es mucho más recomendable. Nadie quiere tener que pararse a pensar cómo decir una frase; las conversaciones se hacen antinaturales.

Además de todo esto, te llevarás una nueva experiencia que te pondrá a prueba, y en la que, además, conocerás una nueva cultura, nuevas personas, y descubrirás aspectos de tu propia personalidad que desconocías. Conseguirás superar límites autoimpuestos y te sentirás mejor contigo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *