tapas en el centro de barcelona

Barcelona es una ciudad rica en muchos sentidos, desde sus gentes, su cultura, sus monumentos y paisajes, pero otro de los factores positivos de la metrópolis es su deliciosa gastronomía que a más de uno enamora nada más degustarla. Pero… ¿En qué consiste?

Todo el mundo conoce, en mayor o menor medida que la dieta mediterránea y la gastronomía que se realiza en Cataluña, y todos los rincones que alberga el mar mediterráneo, es una de las mejores del mundo ¿Por qué? Bien por el uso de productos equilibrados, sencillos y sin mucho elemento perjudicial para la salud, la conforman como la dieta ideal a seguir, y lo mejor… ¡Qué está deliciosa!

También es muy típico, sobre todo en verano, ir a tomar el vermut. Esta es una tradición muy española, y sobre todo catalana. Patatas bravas, pinchos, choquitos, calamares o cualquier pescadito frito son algunos de los ejemplos que se suele tomar en esta comida del día.

Pero no siempre acompaña la situación, el momento o la economía, es por eso que os presentamos una representación de un restaurante con flamenco en Barcelona, donde sus bravas son las más deliciosas.

Las bravas del flamenco de Barcelona

Ingredientes:

          4 Patatas medianas.

          1L de aceite de oliva virgen extra

         1 Huevo

         1 lata de tomate triturado

         1 cebolla.

         1 diente de ajo

         1 cucharadita de pimentón dulce (o picante)

         250 ml de agua

         20gr de Harina

         Pizquita de azúcar

          Pizquita de Sal

         Pizquita de pimienta

Elaboración:

  1.       Pelar y cortar las patatas medianas. Enjuagarlas en agua y retirarlas en un bol con un poco de sal.
  2.       Cortamos la cebolla, el ajo y calentamos una sartén con una cucharadita de aceite.
  3.       Sofreímos la cebolla y el ajo, y cuando esté dorado le añadimos el tomate triturado. A continuación rebajar la acidez del tomate con el azúcar. Añadirle sal y pimienta.  Junto a este sofrito, añadirle la harina y el pimentón. Dejar que se poche a fuego bajo. Pasado 5 minutos retirar del fuego.
  4.       Añadir aceite en otra sartén para freír las patatas. Al inicio cocinarlas con fuego alto y fuerte, y una vez estén medio hechas, bajar a fuego medio para que se acaben de hacer. Retirar en un plato con un papel para absorber el exceso de aceite.
  5.       Realizamos una mayonesa casera. Añadimos un huevo, sal y aceite a medida que va cuajando. Si deseas realizar alioli, tan solo debes de añadirle un ajo.
  6.       Colocamos en un plato las patatas ya escurridas, y le añadimos la salsa brava y la mayonesa ¡Y a disfrutar!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *